Logo1

banner inicio

iniciosLas cosas no fueron fáciles. Para la mayoría, el duro trabajo físico consumía las horas del día, y las noches eran dedicadas a oración, estudio de la Palabra, alabanza, adoración y testimonios. Sin embargo, su compromiso de obedecer y servir a Dios crecía. La reunión de estos misioneros al comienzo de 1977, se fue convirtiendo en una congregación de más de 100 adultos. Los líderes que vinieron de los Estados Unidos incluían a Carlos y Linda Ramírez, Jim y Mary De Golyer, James y Lynn Jankowiak, Bob Trolese (quien después se casó con una miembro del equipo, Myra Cromwell), Tom Becotte (quien después se casó con la guatemalteca Guísela Castillo) y Dick Funnell (quien se casó con Gladys).


Dios tenía un plan diferente:

Este grupo misionero llegó a Guatemala para ayudar a reconstruir materialmente casas; pero Dios cumpliría Su propósito: “Dios quería reconstruir un pueblo”. Estos voluntarios rentaron un lugar en las afueras de la capital de Guatemala, al sur, y para ir a las zonas de reconstrucción, debían de pasar por la Avenida de las Américas, donde veían a los jóvenes de la clase media y alta, desperdiciando lamentablemente sus vidas en sólo diversión y vanagloria. Entonces, los jóvenes cristianos oraban a Dios, pidiendo una oportunidad de mostrarle a esta gente el verdadero Camino, la Verdad y la Vida. Uno de los distintivos del grupo fue que el liderazgo no se centralizó en una sola persona, sino que varios de los misioneros; compartieron (entre sus atribuciones en la reconstrucción) los trabajos de pastoreo, estudios bíblicos y predicación. De hecho, entrenaron a los guatemaltecos, a asumir las responsabilidades de ministrar a los nuevos creyentes que se agregaban a diario a la nueva congregación; algunos de ellos, eran profesionales y hombres de negocios.
Al mismo tiempo, en la ciudad de Guatemala se reunía un pequeño grupo de personas, todos pertenecientes a la clase media alta de la sociedad guatemalteca. Ellos tenían en común una sed espiritual, porque de diferentes maneras, sus corazones estaban siendo inquietados por el Dios a quien aún no conocían. Cuando estaban juntos, leían la Biblia y trataban de entender el mensaje. Varios de ellos eran esposos de devotas cristianas, aunque de reciente conversión…

Así comenzó el “Love Lift Team” (Equipo de Levantamiento de Amor), conocido hoy en día como Ministerios Verbo. Las primeras reuniones de domingo se efectuaban en la granja “Dos Alicias” donde vivían los norteamericanos. Las primeras reuniones de iglesia en el Hogar fueron en las casas de los guatemaltecos del grupo y luego se extendieron a otras casas. El equipo se dedicaba durante el día a la construcción de pequeñas casas en los vecindarios destruidos y de noche reconstruían las vidas destrozadas de hombres, mujeres y niños,  trayendo el amor de Dios, paz y esperanza a los corazones.Hoy en día, más de 25,000 hombres, mujeres y niños han llegado a conocer una nueva vida y un nuevo propósito en Jesucristo a través del esfuerzo de Ministerios Verbo. Se están formando discípulos hoy en doce naciones dentro del continente americano, incluyendo los Estados Unidos de América y Canadá,  y así  llevar a cabo la llamada “Gran Comisión” (Mateo 28.18-20)

Dios Revela Su Voluntad

 En la madrugada del 4 de febrero de 1976, un poderoso terremoto hizo que más de treinta mil guatemaltecos perecieran y dejó a millones de personas sin abrigo adecuado. Un miembro de este grupo de jóvenes americanos llamado Carlos Ramírez sintió de Dios que ellos debían ser enviados a ayudar a los guatemaltecos. Junto con otros dos misioneros viajaron a la ciudad de Guatemala para ver cómo podían apoyar. Carlos no tenía claridad sobre qué hacer hasta que una persona le abordó en una calle en medio de la devastación.

1

2

3

Alcanzando a las naciones

“… id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” Mateo 28:19 y 20

Estas palabras no fueron olvidadas por los hombres y mujeres de Ministerios Verbo. Equipos han sido enviados a las vecinas naciones latinoamericanas desde la fuerte base guatemalteca. Iglesias vibrantes y llenas de espíritu pronto surgieron en diferentes países, trayendo al pueblo creciente las buenas nuevas de la vida eterna.

 4

 5  7

Hoy en día, más de 25,000 hombres, mujeres y niños han llegado a conocer una nueva vida y un nuevo propósito en Jesucristo a través del esfuerzo de Ministerios Verbo. Se están formando discípulos hoy en doce naciones en el continente americano, incluyendo los Estados Unidos de América, para llevar a cabo la llamada “Gran Comisión.”

 6

Otros miles de personas han experimentado la verdadera religión, (Santiago 1:27) La caridad cristiana en las escuelas, orfanatorios y ministerios médicos establecidos por fieles siervos de Dios. Lo que comenzó como una semilla sembrada en los corazones de unos jóvenes creyentes hace muchos años, ha crecido para tomar un lugar entre los más efectivos alcances misioneros en América.

En los Estados Unidos, la primera iglesia Verbo había sido comenzada por un guatemalteco en New Orleans en 1978 y en 1982 se unió esta congregación a la familia de iglesias Verbo.

El fenómeno que se dio en New Orleans se ha repetido en varias ocasiones en otras localidades, dando lugar a lo que llamamos “Adopción” Cuando una congregación autónoma busca una relación de pacto para integrarse a nuestra familia, reconociendo la necesidad que todos tenemos de vivir nuestro cristianismo dentro de los parámetros apostólicos y conociendo el fundamento de Verbo, ambas partes recibimos confirmación de Dios de que debemos ser una sola familia.

De esa manera, hemos visto crecer nuestra familia con congregaciones en México (Monterrey, Tampico, Reynosa, Valle Hermoso), California (Fontana, Redwood City) Texas (Austin, Brownsville, Dallas), Canadá (Montreal), Guatemala (Antigua, Zona 19 en la ciudad de Guatemala, Jutiapa, Ostuncalco) Ecuador (Pulingui, Cuenca, Riobamba) y otros.

Al mismo tiempo, no abandonando el mandamiento original, hemos enviado equipos a iniciar iglesias desde cero en muchos lugares como: Toronto, Canadá; Mississauga, Canadá; San Antonio, Texas; Managua, Nicaragua; Quito, Ecuador; Portland, Oregón; Vancouver, British Columbia, Canadá; Rio de Janeiro, Brasil; y otros. Actualmente hay aproximadamente 100 iglesias Verbo en el continente americano y una en España; … y la tarea no ha terminado. Esperamos que Dios nos siga abriendo puertas en diferentes ciudades y naciones, hasta lo último de la tierra.

Contamos también con escuelas cristianas, clínicas medicas, orfanatorios y una Universidad, seguimos adelante…
verboLogo